CONVENIO CON ENOHSA: “DOTARÁ DE OBRAS QUE SON ESTRATÉGICAS PARA EL SANEAMIENTO EN LA PROVINCIA”

La titular de Obras Públicas de la provincia, Gabriela Castillo, detalló el Plan de obras de infraestructura sanitaria previsto para las tres ciudades de la provincia. El mismo prevé mejorar las condiciones actuales de servicio e incluir a nuevas urbanizaciones y sectores.

La ministra de Obras y Servicios Públicos, Gabriela Castillo, se refirió a la firma de convenio de asistencia financiera realizada este martes entre el gobernador Gustavo Melella y el Administrador del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA), Enrique Cresto, mediante el cual la provincia recibirá más de 2370 millones de pesos que serán destinados a obras de infraestructura sanitaria para Río Grande, Tolhuin y Ushuaia.

Al respecto la funcionaria destacó el trabajo desarrollado desde el inicio de la gestión provincial junto al Consejo Federal de Saneamiento (COFESA), con la presentación de más de cien proyectos por parte de todas las provincias, para ser contempladas en un plan de desarrollo a 10 años.

“Aquí no solo es importante la cantidad de dinero que se va a destinar a este tipo de trabajos, sino también la posibilidad de tener obras que son estratégicas para el saneamiento en la provincia” indicó.

Respecto a la ciudad de Río Grande, “la construcción de la planta de tamices y el emisario marítimo permitirá que el 100% de los efluentes de esa ciudad -finalizada la planta de la Margen Sur que está en ejecución-, podamos garantizar la totalidad del tratamiento de los residuos cloacales”.

Para el caso de Tolhuin se previeron dos obras. La primera de ellas consiste en la ampliación de la actual planta “Taha”, a la cual se le añadirá un módulo auxiliar para lograr un mayor volumen de tratamiento de efluentes que remite dicha planta. Además, la construcción de una nueva planta de tratamiento en la zona de los naranjos -hacia arriba-, mediante la cual se captará una nueva parte de esa localidad. “De este modo estaremos en condiciones de proyectarnos en el crecimiento de redes, garantizando la posibilidad de tratamiento de todos estos efluentes cuyos colectores van hacia la Laguna Varela” detalló Castillo.

En Ushuaia se ejecutarán obras de cloaca y agua. En el caso de las obras de cloaca se avanzará sobre los colectores Malvinas y Maipú, “dos obras importantes en términos de saneamiento y que permiten tener un colector de mayor diámetro que venga a acompañar el colector existente; mejorando las condiciones de desvío de los efluentes en este sistema integral que se planteó a través de la manda judicial que obra sobre la provincia y el municipio” recordó la titular de Obras Públicas.

En este punto, explicó que para el caso de la provincia, existe el compromiso de finalizar la obra de la planta de tratamiento de residuos cloacales en la zona de Arroyo Grande, la cual se encuentra en una instancia de construcción del 80%, y de poner en funcionamiento la planta de pre tratamiento de Bahía Golondrina, la cual se encuentra en un periodo de prueba en la instancia final.

Asimismo, la Ministra se refirió a la dificultad existente para la producción de agua potable en la capital fueguina. En este sentido expresó que “hay un hecho fundamental que es poder garantizar la posibilidad de potabilización del volumen de agua que se necesita para todos los vecinos de Ushuaia y la proyección de crecimiento en los próximos años”.

“Es por eso que se planteó una obra estratégica que es la ejecución de un azud en la cota 176 m, aguas arriba del Arroyo Grande, donde se construya un gran reservorio de agua y podamos contar con el proceso de potabilización de manera segura y con el volumen que se necesita independientemente de la retracción de los ríos o de las condiciones climáticas”, explicó.

Esta obra además permitirá tomar recurso, aguas arriba de los barrios en proceso de regularización “haciendo que la misma llegue al proceso de potabilización en mejores condiciones de turbiedad y de contaminación, provocadas por la filtración natural de las napas por lo construido en todo el Valle de Andorra”.

Por último, Castillo contó que se ampliará la planta potabilizadora N° 4 ubicada en el Barrio Rio Pipo, donde “esto lo planteamos porque la ciudad está planificada en un crecimiento hacia el oeste y es necesario duplicar la cantidad de agua potable. Allí existen urbanizaciones planificadas son el Barrio General San Martín, Barrancas del Pipo, el nuevo sector del pipo, la zona del BTF, el Monte Susana y todas las urbanizaciones privadas hacia el lado del autódromo. De esta manera, más allá de las obras complementarias que sean necesarias, como troncales, acueductos y cisternas a desarrollar hacia adelante; tendríamos el primer eslabón que es poder garantizar que toda esa zona pueda tener producción de agua potable”.