VUOTO, EL PEOR MOMENTO DEL PERONISMO FUEGUINO Y EL FAVORITISMO DE LA CAMPORA POR STEFANI CONTRA GARRAMUÑO

Con el devenir de la campaña electoral con vistas a las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y el curso de los acontecimientos cumpliendo a rajatabla el mandamiento que Walter Vuoto impuso a su militancia y los medios afines, tal como sosteníamos en https://www.contextosfueguinos.com/noticias/17804/la-campora-y-vuoto-respaldarian-a-stefani-en-las-paso-del-12-de-septiembre-/, cuando planteábamos que existiría un respaldo implícito pero indudable de parte de La Cámpora al actual diputado Héctor Stefani, el escenario se mantiene con una serie de rarezas que ya se preveían.

Problemas para apoyar una lista del Frente de Todos sin peronistas en los lugares titulares, el autoimpuesto liderazgo (falso) de Vuoto en el peronismo fueguino, las broncas y los pases de facturas entre legisladores e históricos del peronismo; y el desesperado intento de mostrar un Stefani victorioso con encuestas que son el hazme reír de politólogos que no dan credibilidad a estudios sin sustento; son algunas de las perlitas de este 2021 de renovación parlamentaria.  

Con el correr de los días y la confirmación de la candidatura de Carolina Yutrovic, del Partido Social Patagónico (PSP) para renovar su banca en la Cámara de Diputados, se observó progresivamente mucho más enojo y descontento en las filas de afiliados al Partido Justicialista (PJ), que contemplaron estupefactos la primera elección en laque el peronismo no va representado como cabeza ni integrando los lugares titulares.

Sólo los lugares de la lista del Frente de Todos fueron a militantes del justicialismo que, no obstante, dejan muy mal parado al intendente de Ushuaia. Vuoto es, a todas luces, el mariscal de la derrota y el artífice de la desaparición del peronismo en Tierra del Fuego.  Esto conlleva la falsedad del discurso que pretendió instalar Vuoto luego del cierre de las alianzas, que incluyó a FORJA como parte del Frente de Todos.

Autopercibirse líder del Frente de Todos era un título que generaba dudas cuando se lo adjudicaba Vuoto. Pero con la presentación de listas, sin lugares para La Cámpora y con un segundo lugar en manos del ministro “mentiroso”, “incapaz” y a quien acusaron de ahogar financieramente a los municipios, el propio ministro de Finanzas Públicas, Guillermo Fernández, cuestionadísimo por el jefe de Gabinete de la Municipalidad capitalina, Mario Daniele; el liderazgo de Vuoto fue más una mentira piadosa del intendente para contentar a la muchachada camporista dependiente de la mano amiga de Vuoto y sus lacayos de turno y ocasión.  

Dentro del peronismo fueguino, la bronca y el descontento se reflejaron en algunos hechos contundentes: la escisión sufrida por el bloque del Frente de Todos (Unidad Fueguina) en la Legislatura, en donde Federico Bilota y Ricardo Furlan decidieron conformar el bloque Justicialista Provincial. Pero eso no significó el silencio del resto del bloque: Miriam Martínez, esposa del ex ministro de Trabajo de Rosana Bertone, Claudio Carreras, y uno de los alfiles del peronismo en la Cámara provincial, afirmó haberse enterado por los medios de los nombres que la lista del Frente de Todos presentaría de cara al 12 de septiembre.  

A todo esto, Vuoto y sus operadores no se quedaron de brazos cruzados y optaron por el camino de la simulación. Todo está bien. Acá no pasó nada. Sólo falta Vuoto en un spot publicitario al mejor estilo Fernando De La Rúa afirmando: “Qué lindo que es dar buenas noticias”.

La apuesta por Stefani, la bronca que en el sector de Ricardo Garramuño llevó semejante involucramiento de parte de La Cámpora en la interna de Juntos por el Cambio y el bombardeo mediático de encuestas en donde se afirma que Stefani sería el ganador pero con tan poca credibilidad que es un verdadero hazme reír para politólogos y especialistas en estadística.

A la actualidad, la única encuesta que cumplió con el rigor científico que toda encuesta conlleva muestra que el escenario está polarizado entre Yutrovic y Garramuño, aunque los datos muestran a un Garramuño por debajo, algo que es bastante lógico considerando que en Río Grande no es una figura tan conocida, lo cual también implica un margen de crecimiento que otros candidatos (sobre todo Yutrovic y Stefani) no tienen. 

Faltando dos semanas, el escenario parece ser bastante claro en cuanto a previsiones de triunfos. Juntos por el Cambio tiene una interna que es más importante que la de muchas otras jurisdicciones, por lo que no se puede descartar que si el porcentaje total de las cinco listas iguala o supera a Yutrovic, también puede evidenciar lo que hasta ahora muchos intentan ocultar: que el peronismo, de la mano de Vuoto y La Cámpora, atraviesa su peor momento, no sólo en términos de construcción de poder, sino también de legitimidad hacia sus propias bases de afiliados, militantes y simpatizantes. 

Fuente: contextos fueguinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *